Autor: Mikko Kärkkäinen, Group CEO, D.Sc. (Tech.)

Las fuerzas que perturban el retail moderno han remodelado el comportamiento del consumidor, creando una generación de consumidores (pre)condicionados a esperar un cambio. A menudo, los retailers se centran en los grandes momentos de la innovación tecnológica, cuando disruptores como Amazon o Alibaba parece que mejoran tanto el comportamiento del consumidor como los actores de la industria, forzando a los retailers tradicionales a reevaluar sus modelos de negocio.

Estos momentos de cambio de rumbo son importantes, pero en realidad no contienen la imagen completa – porque el cambio se sucede incluso cuando no se ve. Está sucediendo cada vez más, todos los días, de manera continua. Vivimos en la era del Living Retail, donde el cambio es la única constante.

Líneas difusas

Los expertos en retail, con frecuencia, hacen proclamas radicales sobre el inminente reemplazo del Brick- and-mortar por el e-commerce. Sin embargo, no es que el retail tradicional esté muriendo, sino que las líneas entre online y offline se difuminan y van cambiando todos los días.

El cambio de comportamiento es significativo: hubo un tiempo en el que ir de compras se concebía más como una actividad social, mientras que ahora, cada vez más se compra a través de ordenadores o dispositivos móviles, con centros comerciales apenas sin gente. La atención pública a menudo se centra en el cierre de tiendas o quiebras comerciales, así que con todo esto, no sorprende que el futuro del retail tradicional sea tan incierto.

Pero las cosas no son lo que parecen. Desde enero de 2017, el retail en USA ha sumado unas 8.575 tiendas, y también ha visto un aumento en las ventas de más de 550 mil millones de dólares. Mientras, los gigantes online como Amazon están invirtiendo en tiendas físicas, o Walmart y Target impulsando cada vez más las compras online a través de sus redes de tiendas existentes. El auge del ecommerce no es la muerte del retail tradicional – es solamente un agente del cambio al que los retailers deben adaptarse.

Presiones divergentes

La creciente importancia del e-commerce no es la única tendencia que conduce el cambio en el retail actual. Por ejemplo, ahora es más probable que las marcas vendan directamente a los consumidores, desgastando el rol de grandes potencias, como los grandes almacenes. Los supermercados están invirtiendo en productos de marca blanca que ofrecen buena calidad a un mejor precio que las grandes compañías de productos de consumo. Los consumidores, cada vez más, demandan entregas en dos días, 24 horas o incluso durante el mismo día de la compra, aún cuando se exige conciencia corporativa sobre el impacto ambiental y la sostenibilidad.

En resumen, los retailers están siendo empujados por disruptores de la industria además de ser arrastrados hacia direcciones diferentes, a menudo en conflicto con las expectativas del cliente. En la era del Living Retail, el terreno siempre se mueve y este hecho pone a muchos retailers en desventaja. ¿Cómo se puede convertir en oportunidad?

Optimizando el Retail para Cada Futuro

Si bien el retail está pasando indudablemente por una transformación masiva y constante, es imposible predecir con certeza hacia dónde se dirige. Las fuerzas en juego son simplemente demasiado poderosas, impredecibles y a menudo conflictivas. Living Retail es un estado de flujo constante y los retailers deben planificar para cada futuro posible – no solo la visión estática de futuro que predicen hoy.

Creemos que aquellos retailers que implementen procesos algorítmicos basados en datos para desarrollar operaciones más autónomas y eficientes son los que seguirán siendo competitivos en los próximos años. Los retailers deben ser capaces de aprovechar la Inteligencia Artificial y el poder computacional para automatizar cantidades enormes de tareas repetitivas, como la previsión de la demanda, reabastecimiento de tiendas y optimización de planogramas – pero también necesitan una tecnología ágil y receptiva que pueda adaptarse rápidamente a las condiciones cambiantes del negocio, mejorando su resiliencia en el mercado. La tecnología de optimización para retail de autoaprendizaje y optimización automática como nuestra Living Retail Platform aborda ambas necesidades, a la vez que libera al personal de la empresa para centrarse en tareas de mayor valor.

Nuestro enfoque de “Configurar, no programar” ofrece a los retailers un control sin precedentes sobre sus configuraciones de proceso, ayudando al personal a alcanzar objetivos de gran valor. Los usuarios de RELEX pueden perfeccionar continuamente su planificación y optimización para que su negocio pueda adaptarse al cambio en sus propias operaciones, demanda, tendencias o competencia. Con procesos de retail adaptativos, los minoristas pueden implementar cambios rápida y fácilmente para que les brinden la resiliencia y la flexibilidad necesarias para una ventaja competitiva.

Este post es el primero de 4 de nuestra serie sobre el desafío del Living Retail. Estad atentos a las próximas entregas, en las que exploraremos los principales agentes del cambio en la era del Living Retail: un cambio de poder hacia el consumidor, los efectos del aumento de la vida en las zonas urbanas y la importancia, cada vez mayor, de la sostenibilidad.

¿Preparado para transformar su planificación en Retail?

En RELEX hemos ayudado a empresas a solucionar sus problemas en Retail –en realidad, cuanto más complejo sea el entorno, mayor será el impacto de RELEX. Para saber más, contacte con nosotros.

Contacte con nosotros para saber más