Autor: Alexandra Sevelius, Head of Marketing and Communications

Los retailers han estado batallando contra el cambio constante durante décadas, y si alguien se ha ganado un descanso son, precisamente, ellos. Pero la realidad es que, el cambio y los retos van a continuar y la competición será aún más dura.

A principios del año pasado, escribimos sobre las principales tendencias en el sector de retail de alimentación para 2018. Entre ellas, la guerra de los precios, el e-tail teniendo cada vez una mayor participación de mercado, la importancia de la gestión de los frescos, etc. Todas estas tendencias siguen siendo relevantes hoy y continuarán formando el espectro minorista durante los próximos años.

Mirando al 2019, hemos vuelto a hacer una lista con algunas de las tendencias en el retail de alimentación.

El e-commerce continúa creciendo

En el nº 1 de la lista se mantiene el crecimiento continuo del e-commerce. De hecho, el cambio hacia las compras online está impulsando la mayoría de las otras tendencias en el sector.

Los compradores nos hemos acostumbrado a las entregas rápidas en nuestros domicilios y las opciones de click & collect. El problema no es que muchos retailers no hayan conseguido cumplir con las expectativas de los clientes, sino que muchos, no lo han podido hacer de una manera rentable. Forbes ya escribió sobre esto en 2017, y señalaba que, Amazon, que en aquel momento representaba el 45% de todo el e-commerce de USA, acumulaba pérdidas de miles de millones y continúa operando con los márgenes más bajos de la industria, incluso 20 años después en el negocio. Los retailers están absorbiendo los costes de los envíos, las promociones y las altas adquisiciones de los clientes con la esperanza de poder superar a sus competidores y retener la cuota. En cualquier caso, es evidente que a largo plazo no es algo sostenible y es un obstáculo para la eficiencia operativa.

Parte del problema está en las recogidas y los costes de“la última milla”, que se comen los beneficios. La buena noticia es que más y más retailers buscan soluciones automatizadas para pickings. Meijer, recientemente ha añadido una nueva opción de recogida en tiendas y Ocado, alimentación online en UK, está planeando construir almacenes automatizados en USA con la ayuda de su socio estadounidense, Kroger.

Frescura, Conveniencia y Comidas preparadas

Conveniencia, comidas para llevar y platos preparados son también una tendencia creciente junto con la compra de alimentos online. Esta tendencia hace que los retailers se lancen a competir con el sector de servicios de alimentos, y entre sí mismos, ya que las tiendas de alimentos están batallando para optimizar las entregas y ofrecer opciones flexibles.

Los supermercados no realizan las entregas tan fácilmente como las realizan en el servicio de comida preparada o restaurantes. Hay costes de entrega y transporte adicionales considerables; mientras que los establecimientos de servicio de comidas se han beneficiado de oportunidades como Uber Eats, los retailers de alimentación todavía no han encontrado nada parecido.

A medida que tiendas de comestibles se expanden con la opción de “quédese a comer”, añadiendo cafeterías o cocinas en su superficie comercial, también hay retos para pronosticar la demanda. Afortunadamente, hemos visto algún avance en esta área en forma de escandallo, o la también llamada Lista de Materiales (BOM – Bill of Materials)

Otros cambios en los hábitos de compra se reflejan en la evolución de los formatos de las tiendas. Los hipermercados situados a las afueras de las ciudades parece que están dando paso a las tiendas de conveniencia, de barrio. La idea inicial de Lidl en USA, basada en tiendas de gran formato, se está replanteando y se están buscando formatos de tiendas más pequeñas. En UK, Tesco ha abierto una nueva cadena de tiendas “Discount” para recuperar los compradores de Aldi y Lidl.

Sostenibilidsad y Opciones ecológicas

El interés por la sostenibilidad y la preocupación por el impacto que el comportamiento del consumidor puede tener sobre el medio ambiente, fue una tendencia importante en el 2018, y lo será más en el 2019. Esto va a traer enormes cambios al sector de retail, ya que los consumidores están cada vez más comprometidos con la toma de decisiones éticas, sostenibles y ecológicas.

La tendencia es más clara en Europa, especialmente en el Reino Unido, dónde los supermercados ya están respondiendo a esta demanda. También se puede ver en Alemania, donde el supermercado regional Bünting ha obtenido una atención considerable y la aprobación de los clientes, por la reducción drástica de CO2 gracias a una radical optimización de los viajes de sus vehículos. Esperamos ver un cambio similar en América del Norte en los próximos años, con los supermercados ofreciendo más opciones ecológicas y desarrollando cadenas de suministro más sostenibles.

Los consumidores milenials también influyen cada vez más en la forma como comemos, tomando decisiones más saludables, muchas de las cuales reflejan sus preocupaciones sobre sostenibilidad y medio ambiente, incluyendo la compra de productos orgánicos. En cualquier caso, experiencias pasadas nos sugieren que las ventas de productos orgánicos son bastante sensibles al clima económico. Si las relaciones comerciales de USA o el Brexit tienen efectos económicos negativos, los consumidores pueden priorizar el precio ante cualquier otro criterio. Sin embargo, a menos que se produzca una recesión, esperamos que las opciones de alimentos orgánicos sean más populares.

Con los productos frescos, como la carne orgánica, productos lácteos y frutas y verduras, siempre instamos a los retailers a recordar que es doblemente importante minimizar las mermas a través de pronósticos precisos; con solo un artículo que caduque puede que se pierdan.

Gestión de los Equipos de trabajo y Contratación de Talento

Por último, la tasa de desempleo en USA se encuentra en los valores más bajos de los últimos 48 años. . Las empresas, especialmente en los sectores hotelero y de retail, que quieren atraer y retener tanto a empleados fijos como eventuales, están ofreciendo salarios y beneficios más altos e incluso están intentando tantear a los candidatos con bonos de contratación mientras compiten por el talento.

En cualquier caso, los retailers de alimentación no solo miran a los incentivos para garantizar que tienen la plantilla que necesitan. Prevemos que en el 2019 veremos a los retailers planificando sus necesidades de plantilla de forma más precisa de lo que lo hacen ahora. Los pronósticos de la cadena de suministro ya se están usando para planificar la capacidad y prever los cuellos de botella en la cadena de suministro. Los retailers líderes utilizan estos datos de planificación en sus organizaciones para respaldar no solo la también la capacidad y la optimización de los diferentes equipos de trabajo tanto en los almacenes como en las tiendas. También ayudan a sus proveedores compartiendo datos de planificación con ellos, ofreciendo un enfoque cada vez más colaborativo.

Resumiendo, el 2019 será inevitablemente, un año difícil tanto para los supermercados físicos tradicionales, como para el e-commerce, pero hay muchas soluciones de planificación para retailers que pueden ayudarlos a reducir la dificultad

¿Preparado para transformar su planificación en Retail?

En RELEX hemos ayudado a empresas a solucionar sus problemas en Retail –en realidad, cuanto más complejo sea el entorno, mayor será el impacto de RELEX. Para saber más, contacte con nosotros.

Contacte con nosotros para saber más