RELEX Live: Global Retail Summit | Evento Online Gratuito | 23 Septiembre | Inscríbase Ahora

menu-close
Contacto

Optimizar la Gestión del Inventario para el Retail Online

Dic 3, 2019 4 min.

Las tiendas online, tanto los de e-commerce puros, como los negocios omnicanal– permiten ofrecer a los clientes una gran variedad de surtido con el que las tiendas tradicionales difícilmente pueden competir. Los retailers online ni siquiera están físicamente limitados por el espacio del almacén, ya que no todos los productos tienen que estar almacenados en sus propios centros. De hecho, es bastante común que las tiendas online hagan pedidos a los proveedores sólo cuando se realiza la compra del producto, y ésto para la mayoría de los productos en su surtido online. Este nivel de flexibilidad hace que los retailers online puedan presumir de catálogos con millones de productos, incluso cuando la mayoría no se venden nunca. Pero ¿es esta una buena idea?

Automatizar las Decisiones de Surtido de E-commerce

Pese a que los límites del inventario tradicionales puede que no funcionen para la mayoría de los retailers online, ellos han de seguir tomando decisiones inteligentes basadas en datos sobre qué almacenar si quieren atraer y retener una base de clientes leales. La gestión del inventario de e-commerce nunca debería abordarse como una decisión única o periódica.

Si bien el retail siempre ha sido rico en datos, el retail online proporciona una abundancia absoluta de información: visitas a la página, duración de las visitas, tasas de clicks a otros productos, tasas de conversión, etc. Más datos significa más oportunidades para seleccionar el surtido correcto. Los retailers online deberían estar constantemente monitoreando su stock y sus datos, y asegurarse así de que el surtido no se queda obsoleto a ojos del consumidor.

Pero, ¿cómo escoger unos cientos de productos entre un millón de posibilidades – no solo una vez, no ocasionalmente, sino de forma continuada y siempre acertada? Los retailers online deberían estar aplicando la gran cantidad de datos disponibles hacia un modelo de inventario basado en hechos y costes.

Un modelo basado en los datos como éste, puede proporcionar una base fiable para la automatización de las decisiones de inventario. Los minoristas que invierten en una tecnología que pueda automatizar estas decisiones de forma precisa, acaban liberando a sus responsables de inventario para que se centren en tareas de más valor. Los responsables de inventario pueden coger los resultados basados en datos de su sistema de gestión de inventario como punto de partida, y luego integrar factores externos y su propia experiencia personal como excepciones a las recomendaciones automatizadas.

Escoger la Estrategia de Inventario Adecuada

Pero la estrategia de inventario va más allá de las elecciones de surtido. Los retailers han de seguir implementando estrategias que tengan sentido para sus negocios.

Después del alquiler, el personal y cualquier otro tipo de coste, mantener el stock en nuestros almacenes no es barato. Con todo, los gatos de almacén pueden equilibrarse con el hecho de que los costes de unidad son generalmente más bajos cuando se hacen grandes pedidos de lotes. La cantidad de tiempo invertido por producto en todas las fases del proceso de pedido es también bastante poco, y se pueden aprovechar los límites de envío gratuito y medios de transporte más económicos.

Al hacer los pedidos contra los pedidos de los clientes, el coste de almacenamiento tiende a cero. Pero, el coste de unidad aumenta significativamente cuando los proveedores han de hacer entregas de pedidos de lotes pequeños o unidades individuales. Los costes de envío también aumentan considerablemente cuando los minoristas tienen que transportar rápidamente los artículos que han comprado a múltiples proveedores.

Al final con los retailers online los que tienen que comprar los costes de los diferentes modelos y decidir cuál es el más positivo y rentable para su negocio. En cualquier caso, como regla general tiene más sentido almacenar artículos de bajo coste que se vayan vendiendo bien en nuestro propio almacén, y hacer que los pedidos de artículos más costosos y que se venden con menos frecuencia salgan directamente del almacén del proveedor.

Está claro que siempre va a haber un número excepcional de situaciones que necesiten que tratarse, la mayoría de ellas relacionadas con las ventas. Por ejemplo, no hay manera de predecir con precisión si un nuevo producto se venderá bien o no. Pero aún así, los retailers pueden empezar con una estimación de referencia que esté basada en introducciones previas de productos similares. Como los datos de este nuevo producto están en el sistema de gestión de inventario, debería ser capaz de actualizar automáticamente las decisiones. Una vez esta configuración básica está implementada en el sistema, los responsables pueden etiquetar artículos excepcionales para asegurarse de que se mantiene el stock.

Si bien los principios son simples, reunir y mantener todos los datos relevantes y luego ejecutar estos procesos de manera eficiente, no es un reto fácil. Pero con una estrategia tecnológica adecuada, los retailers pueden optimizar y automatizar sus decisiones de gestión de inventario para maximizar sus ganancias.

Autor

Tommi Ylinen

Tommi Ylinen

Chief Product Officer