RELEX Live: Global Retail Summit | Evento Online Gratuito | 23 Septiembre | Inscríbase Ahora

menu-close
Contacto

Alineación en la Gestión de Productos Frescos y Secos

Jun 9, 2020 4 min.

En el competitivo sector de alimentación actual, los supermercados y los “discounters” han tenido que adaptar sus estrategias para atraer a una base de clientes más amplia, así como a los compradores más sensibles al precio.

Tradicionalmente, los “discounters” han dominado la eficiencia de su stock de los productos secos. A medida que aumenta la introducción de productos frescos en su surtido, necesitan rediseñar sus cadenas de suministro para aumentar la velocidad. Por otro lado, los supermercados dominan la agilidad y la capacidad de respuesta que requieren los productos frescos, pero a menudo carecen de eficiencia cuando se trata de productos secos. Los retailers de alimentación, da igual su modelo, deben entender y gestionar ambos flujos de productos para tener éxito. 

  • Los productos frescos requieren una cadena de suministro que responda. Los productos frescos tienen que entregarse en el momento justo, en estrecha sincronía con la demanda, para asegurar tanto la frescura óptima como unas mermas mínimas.
  • Los productos secos deben gestionarse para conseguir la eficiencia operativa. Por sus características, estos productos no son tan sensibles al tiempo y no conllevan un riesgo tan alto de mermas. Al gestionar los productos secos, los retailers tienen que concentrarse en el uso de una alta capacidad y en minimizar los costes de manipulación en sus cadenas de suministro, incluso en sus tiendas..

Las entregas “just-in-time” de productos frescos necesitan pronósticos granulares que tienen en cuenta todos los factores; desde variaciones relacionadas a los días de la semana, a los impactos producidos por la meteorología. Además, el stock de seguridad de los productos frescos debe optimizarse dinámicamente para, de forma constante, equilibrar el riesgo de mermas con el riesgo de pérdida de ventas. Y, el personal ha de estar disponible para reposiciones rápidas, especialmente en el caso de los productos ultrafrescos que tienen que ser repuestos varias veces al día

Sin embargo, este enfoque de reabastecimiento no aplica a los productos secos ya que podría aumentar rápidamente los costes operativos. Para ser rentables, los retailers tienen que minimizar el número de manos necesarias para llevar los productos secos a las estanterías. Para lograrlo, los retailers deben llenar completamente las estanterías con cada entrega de suministros (reposición teniendo en cuenta el espacio) y no solo con la cantidad necesaria para satisfacer la demanda hasta la siguiente entrega.

Además, al optimizar los planogramas de tienda para que coincidan no solo con la demanda diaria, sino también con los horarios de reabastecimiento, los retailers pueden asegurar que entrarán más productos directamente a las estanterías. El reabastecimiento directo a estanterías hace que el personal no tenga que estar moviendo productos del almacén a la superficie comercial.

Los costes aún se pueden reducir más con tamaños de lotes optimizados dinámicamente (packs vs pallets), en función de la demanda estacional y el espacio disponible en cada tienda. Cuando los productos se entregan en cantidades razonablemente grandes directamente a las estanterías, los retailers pueden reducir costes tanto en los centros de distribución como en el reaprovisionamiento de estanterías en tienda.

Un software de previsión de la demanda y reabastecimiento moderno permite que los retailers puedan hacer una gestión ágil de la cadena de suministro de los productos frescos y al mismo tiempo, una gestión eficiente de la cadena de suministro de los productos secos. Los mejores sistemas aún van más lejos con una optimización conjunta para ambos flujos, consiguiendo una mayor productividad.

Un buen ejemplo es la aplicación de los días de suministro principales, que concentra el reabastecimiento de productos secos que se encuentran en la misma zona de una tienda, como por ejemplo, detergentes y otros productos de lavandería, en días de la semana específicos. Esto mejora la eficiencia del reabastecimiento, reduciendo los movimientos de los empleados por la tienda. Después de la introducción de los días de reabastecimiento principales. En general, hemos visto reducciones de hasta el 20% en el tiempo de reposición de estanterías.

 Además, se pueden optimizar los días de reabastecimiento principales según las necesidades de entrega del surtido de frescos, que a menudo tienen un mayor pico de ventas hacia finales de semana. Esto crea un flujo de productos más uniforme en toda la cadena de suministro, lo que permite un mejor uso de la capacidad y una planificación de los turnos de personal más fácil. El gigante de retail finlandés, S Group, por ejemplo, utiliza el algoritmo de optimización basado en la IA de RELEX para suavizar su flujo de mercancías durante la semana, lo que lleva a una distribución mucho más uniforme de la carga de trabajo en las tiendas.

Mediante el uso de la última tecnología de previsión de la demanda y reabastecimiento, los retailers pueden conseguir la capacidad de respuesta que requiere la oferta de unos productos frescos de alta calidad, y al mismo tiempo, planificar el reabastecimiento de los productos secos para ser rentable. ¿El resultado? Reducción de mermas, disponibilidad mejorada, reducción de los costes operativos, flujos de productos suavizados y más predecibles, y clientes más felices.

Autor

Eero Äijälä

Commercial Product Lead